Blogger Widgets

3 de junio de 2014

Oscar Haza en mil palabras...

Por Fernando Almánzar
LetrasChicas.com

MIAMI, Florida - El periodista dominicano Oscar Haza sin dudas ha plasmado su huella en las cuatro décadas que lleva desempeñándose como comunicador. Su trabajo lo ha convertido en protagonista de radio y televisión (especialmente en el Sur de Florida), y uno de los analistas sociopolíticos más respetados en los temas noticiosos del momento.

Su interés por la comunicación entró a su "mapa genético" porque siempre estuvo rodeado de los medios. Su padre, Luis Felipe Haza del Castillo, fue uno de los pioneros de la televisión en República Dominicana; y además era sobrino de la legendaria soprano Ivonne Haza de Bisonó, quien fuese maestra de canto de varias generaciones de artistas y directora del Teatro Nacional de Santo Domingo.

"Crecí entre los pasillos de un estudio de televisión y las tablas del teatro", comentó Haza en entrevista. "Los medios siempre fueron parte de mi mundo".

Su primera oportunidad frente a las cámaras se la regaló su padre a la edad de 17 años, poco tiempo después de graduarse de la secundaria. El año era 1971 y el programa se llamaba "Juicio a los Grandes", una especie de tribunal televisivo que debatía los temas del momento.

La dinámica que vivió en "Juicio a los Grandes" fue lo que lo motivó estudiar leyes en la Universidad Pedro Henríquez Ureña  (UNPHU).

La abogacía, sin embargo, fue una profesión que nunca ejerció, pues jamás se alejó de los medios. Haza trabajó como representante de prensa en la empresa Gulf & Western, a cargo de comunicaciones de Casa de Campo en La Romana, y luego formó parte de la directiva de los Leones del Escogido.

A mediados de los 1980s, se ganó una beca del programa Judy Wallace para estudiar Comunicaciones en la Universidad de Miami. A los pocos meses de su llegada al sur de Florida, empezó a trabajar como redactor de Noticias en la WQBA 1140 AM.

Ya para el año 1985, Haza aseguró su puesto en la televisión de Miami como reportero de Univision 23, entonces Spanish International Network (SIN). Pero el destino tenía algo guardado para el entonces joven periodista...

Los conflictos armados que estremecieron a América Central entre 1986 y 1990 convirtieron a Haza en corresponsal de guerra de Univision. "Mis vivencias en el frente de batalla sin dudas me marcaron para toda la vida, pero también me ayudaron para formarme como periodista", manifestó Haza.

Haza relató que varias veces estuvo en medio de tiroteos y violentos enfrentamientos. Y aunque su vida corrió peligro, lo que más lo impactó fue ver a los niños víctimas de la guerra. La imagen de niños desmembrados, algunos tras pisar minas terrestres, es algo que todavía hoy no ha podido borrar de su mente.

Su trabajo como corresponsal de guerra en Centroamérica, y en especial la serie titulada "El legado de Sandino", convirtieron a Haza en el primer dominicano en recibir un Premio Emmy, el máximo reconocimiento que se le otorga a los profesionales de la televisión en Estados Unidos.

Haza entonces viajó a Nueva York para trabajar como reportero de Univision 41. Ahí, si bien cubría noticias locales, también se convirtió en el corresponsal de Univision ante las Naciones Unidas y, cuando estalló la Guerra del Golfo Pérsico en 1991, Haza fue el candidato idóneo para reportar desde Medio Oriente.

Durante su carrera periodística Haza ha entrevistado a innumerables personalidades y líderes políticos. Entre ellos el ex líder ruso Mikhail Gorbachev, el ex gobernante cubano Fidel Castro, el ex presidente estadunidense Bill Clinton, su esposa (la ex senadora y ex secretaria de Estado) Hillary Rodham Clinton, y más recientemente al presidente Barack Obama.

No obstante, uno de los incidentes que más satisfacción le han dado ocurrió en Nueva York en julio de 1992, cuando el entonces alcalde de la ciudad, David Dinkins, llamó a Haza por nombre y apellido para que interviniera para calmar a la comunidad dominicana que estaba alzada en las calles.

Los disturbios comenzaron tras la muerte de José "Kiko" García, un dominicano de 24 años, quien murió en manos de un policía. Inicialmente se reportó que el oficial Michael O'Keefe había lanzado a García desde una azotea para evitar que hablara sobre su supuesto involucramiento en el narcotráfico.

El reporte oficial de la Policía de Nueva York, sin embargo, afirmaba que O'Keefe le disparó al joven dominicano en defensa propia en el vestíbulo de un edificio en Washington Heights. García estaba presuntamente armado y tenía vínculos con el tráfico de drogas en Manhattan.

Al final no se supo qué pasó exactamente. Pero la comunidad dominicana se lanzó a las calles de Nueva York, realizó saqueos y protestó por los supuestos abusos raciales de la policía. Las autoridades utilizaron unos 2,000 agentes del orden para contener la situación, pero tras seis días de disturbios, cientos de arrestos y 90 heridos, los gritos de los dominicanos seguían reclamando justicia.

Fue entonces cuando el alcalde Dinkins contactó a Haza, para que a través de Univision 41 y junto a otros líderes dominicanos como Guillermo Linares y Adriano Espaillat, calmaran a la ciudadanía. "Esa fue una experiencia muy gratificante", indicó.

Haza se trasladó a Miami, y entre 2001 y 2013 condujo su programa radial "Hoy Mismo" por la WQBA 1140 AM. Casi de forma paralela engalanó la pantalla de AméricaTV 41 entre 2003 y 2013 con su programa "A Mano Limpia". Desde el año pasado conduce su nuevo proyecto radiotelevisivo "Ahora con Oscar Haza", que se transmite por MegaTV 22 y por la Z-92 FM.

Ahora bien, ¿qué le gusta más a Haza: Escribir, hablar por radio, o conducir por televisión?

"Cada medio tiene algo especial. Me gusta escribir, porque lo que escribes queda para siempre. Me gusta la radio, porque es la compañera que acompaña al oyente; y me gusta la televisión, porque es una invitación que hace el televidente para permitirnos en su casa", resumió Haza.

Ahora su gran desafío y "compromiso personal" es sentarse a escribir un libro para relatar algunas de las vivencias que han contribuido a fortalecer su carrera periodística.

2 de junio de 2014

Tony Dandrades en mil palabras...

Por Fernando Almánzar
LetrasChicas.com


MIAMI, Florida - Tony Dandrades no es periodista por accidente. Desde niño en su natal República Dominicana siempre supo que quería pasar su vida de adulto contando historias frente a una cámara.

"Recuerdo que armaba cámaras de cartón, y jugaba a que estaba saliendo por televisión… Reunía a mis amiguitos en un patio con un proyector, les pasaba una película y les cobraba algunos centavos de entrada", recordó Dandrades en entrevista.

Su gran oportunidad para hacer realidad su sueño llegó en 1983 cuando su familia obtuvo la residencia permanente para viajar a Estados Unidos, y eligió a Puerto Rico como su nueva casa. En ese momento era un adolescente. Terminó la secundaria y empezó a trabajar como editor de video en un canal de televisión local boricua.

Ahí se familiarizó con los aspectos técnicos de su carrera. Sin embargo, fue en la Universidad Interamericana de Puerto Rico donde obtuvo su licenciatura en comunicaciones y aprendió la profesión del periodismo.

Si bien la calidad y la seriedad han sido protagonistas de su trabajo en casi tres décadas, Dandrades siente que su ascendencia en los medios "fue algo que se me hizo fácil… Afortunadamente me topé con mucha gente de buen corazón, mucha gente que me ha ayudado".

Durante su permanencia en la Isla del Encanto, Dandrades poco a poco se fue colando a la pantalla chica. A finales de los 1980s, empezó como animador de un programa de videos musicales como "video-jockey", entrevistando artistas y comentando sobre sus trabajos discográficos.

Luego se convirtió en reportero del tiempo y fortaleció sus raíces como comunicador. Pero la crisis económica forzó el cierre del canal en el que trabajaba, y eventualmente se quedó sin empleo.

"Mis últimas etapas en Puerto Rico fueron muy difíciles. En aquel momento ya me había nacido mi primer hijo, y para sobrevivir tuve alejarme de la televisión; trabajé en la radio y escribí artículos para revistas", comentó Dandrades.

Pero el destacado comunicador también se convirtió en empleado de American Airlines, como agente en el mostrador de boletos en el Aeropuerto Internacional Luis Muños Marín de Puerto Rico.

En 1993, aprovechó uno de los boletos que la aerolínea le regala a sus empleados y viajó a Miami por tres días; visitó una tía que vivía en el noroeste de Miami, y repartió su hoja de vida en diversos medios locales del Sur de Florida.

"En poco menos de un mes recibí una llamada con una oferta de trabajo", expresó Dandrades. "Era para trabajar como animador del show de la mañana en Estereo Fiesta", una ya desaparecida estación radial de Miami.

Después de 13 largos años en Puerto Rico, Dandrades se trasladó a Miami. Pero su comienzo no fue fácil: "Ganaba $400 dólares por semana. No tenía automóvil y andaba en autobús". Lo peor: La persona que lo contrató con la promesa de subirle el sueldo, falleció a los pocos meses de estar en Miami; el aumento nunca llegó.

Pero Dandrades nunca perdió la esperanza. Como parte de su uniforme laboral, le acompañaba un maletín donde guardaba copias de su currículo, portafolio, y grabaciones que evidenciaban su experiencia profesional.

"Un día caminaba para tomar el autobús, y un ladrón armado intentó asaltarme. Me sacó una pistola plateada y amenazó para que le diera todo", afirmó Dandrades. "Pero el contenido del maletín era demasiado valioso para mí, y me fue corriendo..."

El ladrón nunca alcanzó a Dandrades, y al otro día terminó su vida como peatón. Compró un viejo Chevrolet de $400 dólares; pagó $200 de inicial y completó la compra días más tarde. "Ese carro sí que era un verdadero transportation", recalcó.

Mientras trabajaba en la radio, Dandrades entró a la televisión local de Miami como reportero independiente en Telemundo 51. Al poco tiempo, fue "descubierto" por Univision 23, que le ofreció trabajo como reportero y presentador del tiempo los fines de semana.

En Univision 23 cubrió noticias locales, pero se destacó por sus piezas de entretenimiento y reportajes sobre festivales y eventos culturales. Su forma espontánea y carismática lo convirtieron una personalidad de gran popularidad entre los televidentes del Sur de Florida.

El gran paso de Dandrades llegó a fines de los 1990s cuando se convirtió en reportero de Entretenimiento de "Primer Impacto", la revista vespertina de Univision. Ahí con sus travesuras en pantalla, creó un nuevo estilo de entrevista siempre profundizando más allá de lo que se ve a simple vista.

Dandrades también ha demostrado su valentía e imparcialidad en el manejo de temas controvertidos, así como la sensibilidad al trabajar hechos importantes, como por ejemplo los ataques del 11 de Septiembre de 2001.

"Una de las asignaciones más difíciles de mi carrera fue viajar a Haití tras el devastador terremoto que destruyó a ese país en enero de 2010", puntualizó Dandrades, quien viajó a Haití en tres ocasiones, junto al cantante haitiano-americano Wyclef Jean.

Si bien Dandrades ha entrevistado a cientos de artistas en su carrera, y el haber viajado a diferentes partes del mundo, especialmente en la realización de sus series "De Mochila con Tony", es una de las cosas que más satisfacción le trae.

"Tenía 18 ó 19 años la primera vez que me monté en un avión", afirmó. "Ahora vivo viajando". Su trabajo ha llevado a Dandrades a cinco continentes, y a cubrir las últimas tres Copas del Mundo de Futbol a Corea y Japón (2002), Alemania (2006) y Sudáfrica (2010).

En este momento prepara su "mochila", pues permanecerá en Brasil por más de 40 días en la cobertura de la Copa del Mundo de 2014.

Si bien Dandrades llegó a la cúspide de su carrera como comunicador, todavía tiene grandes metas: "Pienso tomar clases de actuación porque ya he participado en tres películas y me gustó la experiencia del cine… Siento que debo prepararme".

Entre los filmes que Dandrades ha trabajado se destacan "Miguelito, nadie sabe lo que tiene", con la despampanante Adriana Cataño, y la comedia dominicana "Lotoman 003". Habrá que ver a qué destinos el Séptimo Arte llevará a Dandrades en el futuro… "¡Qué Bien!"

13 de mayo de 2014

Los latinos y sus errores financieros más comunes

Los latinos se caracterizan por ser orgullosos de sus tradiciones. Sin embargo, no todas ellas representan un bienestar para la comunidad. Por ejemplo, en el área de las finanzas existen muchas creencias que, en lugar de mejorar sus condiciones de vida, pueden llegar a perjudicar sus intereses económicos.

El hecho de que una estrategia financiera funcione con algún conocido no significa que esta se pueda aplicar a su caso particular. Es ahí donde se comete el error, ya que en algunos casos nos atrevemos a dar o recibir consejos basados en experiencias personales.

A continuación, un listado de las cinco creencias latinas que debes tratar de evadir si quieres lograr prosperidad económica en Estados Unidos:

Pagar solamente el mínimo de una tarjeta de crédito: Realizar el pago mínimo de una deuda o tarjeta de crédito no sólo prolongará el tiempo en que tu crédito estará comprometido, si no que al final terminarás pagando una mayor cantidad en intereses.

Aunque estos pagos mínimos alivian temporalmente tu compromiso con los bancos, a largo plazo esto te perjudicará en el manejo de tus finanzas.

Solucionar problemas financieros con préstamos personales: Recurrir a los amigos y familia para realizar préstamos personales no es una muy buena idea. Este tipo de negocios puede llegar afectar gravemente tus relaciones interpersonales.

Pero si por algún motivo te ves en la necesidad de recurrir a algún conocido por dinero, recuerda dejar las cuentas claras y por escrito; sobre todo, ten presente que debes cumplir lo que prometes.

Guardar el dinero sin invertirlo: Evita guardar el dinero en la casa o debajo del colchón. ¡No lo escondas! Inviértelo o deposítalo en una cuenta bancaria. Aunque te parezca difícil de creer, los bancos son seguros y eficientes con el manejo del dinero.

Las inversiones pueden ser un gran negocio, no te niegues a las posibilidades que puedes conseguir con un dinero bien manejado.

Refinanciar las deudas: Es muy común ver compañías que ofrecen el servicio de refinanciamiento de deudas. Aunque a simple vista parezca más fácil pagar tus deudas desde una sola cuenta, en casos particulares el valor final a pagar podría ser mayor que si pagaras las deudas por separado, ya que las tasas de intereses pueden verse afectadas.

Declararse en bancarrota: No veas la bancarrota como una opción sencilla para salir de tus deudas. Piensa que este proceso te puede acarrear consecuencias graves en el mundo financiero.

Trata de buscar las mejores opciones y sobre todo, consigue la asesoría de un profesional. Aunque son muchas más las creencias equivocadas en finanzas que tenemos los latinos, también son muchas las oportunidades que existen para mejorar nuestra visión...